De fuerte dolor incapacitante a escalar Machu Pichu

Con plena certeza yo puedo distinguir dos etapas en mi vida, antes y después de Donald. Rodrigo. A. E.

Al igual que muchos de nuestros clientes, R. A. tenía un problema serio. Fue referido por el ortopedista Ricardo Castro Domínguez y tenía un historial de dolor súbito incapacitante en la espalda baja. Este dolor no le permitía caminar y le obligaba a postrarse en cama por días. Era una situación intolerable que además afectaba a sus seres queridos, pues a menudo no podía participar en las actividades familiares.

R.A. había tratado de solucionar su problema de muchas formas, sin obtener un resultado positivo. Balance Natural realizó una evaluación minuciosa y encontramos que tenía un serio desbalance de postura. Este desbalance provocaba fuerzas compresivas a nivel de las vértebras lumbares, que junto con una alta carga de estrés diario, referían dolor a su espalda baja y multiplicaba la sensación de dolor que sentía en la espalda. Necesitaba buscar la manera de librarse de tanto estrés y de tanto dolor, para poder retomar su vida.

Su intervención constó de 12 programas de ejercicio a lo largo de 14 meses. R.A. nunca desistió y se empeñó en cumplir su metas. Tomó todas las sesiones de educación necesarias para guiarle en su camino a reducir las cargas de estrés fisiológico total. Corrigió su estilo de vida y dió lo mejor de sí, para lograr su objetivo de escalar Machu Picchu junto a su esposa, sin tener problemas de ningún tipo o dolor.

Testimonio de Rodrigo A.E.

Tengo 48 años, me considero una persona activa, consciente de la importancia de una buena salud, del equilibrio en la vida, amante de las actividades al aire libre y del deporte, pero antes de conocer a Donald Vega, en Mayo del 2005, tenía serias limitaciones para poder disfrutar no solo de las actividades que me gustaban, sino de disfrutarlas en compañía de mis seres queridos. Limitaciones que traía desde mi adolescencia.

Con plena certeza yo puedo distinguir dos etapas en mi vida, antes y después de Donald.

Y es que después de un año de trabajo con Donald, después de cinco valoraciones, más de cien sesiones en el gimnasio, donde hemos trabajado tanto el ejercicio físico, como los otros cinco pilares de la salud: respiración, hidratación, nutrición, recuperación y manejo de stress, he podido mejorar en forma significativa mi condición física, lo que a su vez me ha dado la seguridad en mí mismo para alcanzar las metas propuestas, entre ellas subir el Cerro Chirripó y realizar la Caminata Inka de cuatro días por Los Andes junto con mi esposa.

Muchas gracias Donald y que Dios te bendiga!

Rodrigo A. E.

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Chek Costa Rica