Historia de Balance Natural

Balance Natural nació en 1997 como parte de un esfuerzo por facilitar salud para nuestros clientes.  No necesariamente desde el modelo convencional que dicta la nutrición y ejercicio como ejes principales, sino que, buscando incorporar los distintos principios que proveen salud en el ser humano.  Hemos evolucionado a través de los años pero siempre con un norte muy claro.  Nos enfocamos en formar seres humanos productivos, que se vean en forma, se sientan felices, con libertad de hacer lo que deseen con su cuerpo y por sobre todo, que estén saludables.

Durante todo este tiempo hemos identificado de manera implícita una serie de comportamientos y hábitos personales, una especie de código autoimpuesto, que consideramos esencial para lograr una vida de balance y felicidad.

Entrevista con el Dr. Donald Vega

En mi familia siempre hubo deporte. Mi mamá nos impulsaba a hacer ejercicio y nos metía en clases de diferentes cosas aún cuando no había suficiente dinero para pagar las clases mías y de mis hermanos. El deporte siempre fue una prioridad. Cuando niño me llevaban al club La Guaria a jugar tenis y a veces el entrenador no nos quería dejar jugar porque no usábamos los shorts especiales con los que supuestamente se tenía que entrenar. Esto nunca fue razón suficiente para no persistir y cumplir con el entrenamiento.

Mi hermano Johnny fue también un elemento importante y un impulso constante hacia mi entrenamiento físico. Estando en el cole él era quien me pagaba el gimnasio y yo tenía una linda motivación….mi novia del barrio.

Un día se mudaron unos vecinos, que hacían pesas todo el día. Todos eran bien ¨cajudos¨ y mi novia de verano vivía enamorada de uno de ellos. Empecé a asociar el aspecto físico con el rechazo. Cosas de juventud sí, pero eso me llevó a preocuparme por mi físico y decidí empezar a hacer pesas en mi casa (pesas caseras).
Entré en una etapa en la que mi enfoque era meramente físico, pero llego un momento en el que el enfoque dejo de ser la motivación sexual o física de conquistar muchachas y se transformó en un asunto de sentirme bien.

En esta etapa me di cuenta de que si no entrenaba no me sentía bien y que había adquirido una buena costumbre, la de mantenerme en forma. Decidí orientar mi entrenamiento hacia algo más específico que fuera apto para surfear. Mi búsqueda dejó de ser estética y paso a ser funcional.

Durante dos años estudié medicina y cada materia como fisiología o anatomía la relacionaba con el ejercicio. Despertó una inconformidad dentro de mi y realicé que la medicina no era lo mío. No me veía con saco y corbata a diario, ni estando en un edificio u oficina por muchas horas al día. A mi lo que me gustaba era sentirme libre. Libre en la forma de vestir , libre de las estructuras que conlleva la carrera de medicina. Finalmente el mi buen amigo, el Dr. Ricardo Castro Dominguez, me ayudó e impulsó a iniciar el camino de lo que hago hoy.

Empecé a trabajar en Multispa, me iba al gimnasio en bici y andaba siempre que podía en bici. Fui instructor de spinning y jefe de dos gimnasios durante 7 años. Tomé en 1997 curso de Personal Trainer y dejé la carrera de medicina para estudiar nutrición. Quería dedicarme a instruir algo más, no solo enfocarme en pérdida de peso como lo venía haciendo con mis clientes hasta ese momento. En el 2001 me recomendaron hacer el curso de biomecánica del golf, curso dado por Paul Chek. David Myers me indicó que Paul era la persona más preparada en la instrucción del ejercicio funcional y decidí aprender de él y empezar a trabajar en la instrucción de ejercicio funcional de ciclismo, tenis y otros deportes.

Con la Kinesiología y filosofía de estilo de vida que proponía Chek me di cuenta que la mayoría de cosas que se hacen en un gimnasio  y se enseñan en nutrición no son correctas. El ejercicio cardiovascular no es la mejor opción para bajar de peso, muchas de las cosas que creemos que nos harán sentirnos mejor no son las más acertadas. Cambié mi forma de entrenar y recibí mucha crítica por parte de todos los entrenadores sobre la forma de entrenar a mis clientes y sobre los ejercicios que les enseñaba, hubo una resistencia muy fuerte porque trabajaba con el ejercicio funcional y no con máquinas, sin embargo, eso era algo de esperar cuando se introducen conceptos nuevos ante los cuales la gente se siente amenazada porque cambian el status quo, sin embargo, años después, todos los que me criticaban ahora buscan como entrenar a sus clientes de manera similar a la mía e inclusive he podido formar a unos 500 de ellos en los temas de estabilidad espinal y ejercicio funcional. Éste fue el inicio de Balance Natural.

Balance Natural nació con la segunda certificación en estilo de vida saludable.
Esto me impulso a empezar una asesoría más integral, al principio fue difícil porque me conocían como Donald el entrenador y era difícil convencerlos de que tenía información nueva y estudios que les podía ayudar a mejorar y cambiar otras cosas mas allá del ejercicio físico.

Descubrí un Estilo de Vida Saludable y nacieron las bases de Balance Natural.
Cambié mi filosofía y la mitad de mis clientes se fueron, mientras que la otra mitad se quedaron, hice cambios en mis tarifas y tomé decisiones en cuanto a como iba a trabajar a partir de este momento. Obtuve clientes nuevos quienes acogieron la filosofía nueva que era más integral.

El reto ahora era que toda persona que quisiera mejorar su vida, debía mejorar  los 7 Principios Fundamentales de la Salud, y tuve que crear una opción que respetara mis principios. Estoy convencido de que si no hay cambio en la alimentación y demás principios, no habrá un cambio real.

Decidí recientemente concluir con mi licenciatura en nutrición, para poder tener las bases necesarias y sobre ellas poder enseñar otro tipo de nutrición que no es el tradicional. En el Chek Institute aprendí otras formas de nutrición que permiten ayudar a las personas con problemas claves y a evaluar y a poner a prueba las diferentes teorías de nutrición, hasta llegar a encontrar mi filosofía, la filosofía que compartimos para un balance natural .

Somos un grupo de profesionales con el objetivo de asesorar a individuos altamente motivados, disciplinados, con capacidad de tomar sus propias decisiones y dispuestos a invertir recursos para mejorar su estado general de salud.

Nuestra asesoría inicia con una evaluación física y de estilo de vida del cliente para conocer su estado general y de esta manera elaborar una estrategia de corrección de hábitos y ejercicio con el objetivo de lograr, de la manera más efectiva posible, que se vea en forma, se sienta feliz, libre y saludable.

Por lo tanto, nuestra visión es ser la empresa líder en Latinoamérica en la enseñanza de un Estilo de Vida Saludable y contribuir así a mejorar la calidad de vida de todos nuestros clientes con un impacto regional.

El cliente reconoce nuestros valores cuando sabe que todo lo que nos ha comunicado es estrictamente confidencial, al llegar a su sesión de entrenamiento o educación y encontrar que su asesor está puntual a la hora pactada, cuando se crea una relación de cordialidad y amistad entre las partes y cuando la atención es dirigida de manera estricta hacia el cliente sin la interrupción de llamadas telefónicas u otras personas de manera presencial.

Hemos tenido algunas malas experiencias que al final se convierten en grandes enseñanzas, así como muy buenas lecciones también. Dentro de las malas se encuentra el haber aprendido que aunque una persona le pague el servicio a otra, aunque sea su cónyuge, se debe guardar estricta confidencialidad de lo comunicado ya que en una ocasión, se cometió el error de mostrar los progresos de una señora a su esposo, ambos clientes de Balance Natural, asumiendo que éste estaría complacido con los resultados obtenidos; sin embrago, la señora se molestó porque no le gustaba su apariencia antes de la intervención, misma que fue mostrada en fotografías a su esposo para compararlas y poder medir el avance logrado luego de la intervención. La lección fue que aprendimos a mantener Estricta Confidencialidad.
En otra ocasión se dio una situación en donde el esposo le pagó la asesoría a su esposa y ésta, a medida que empezó a experimentar progreso, se vio atacada por su esposo debido a que él se sintió amenazado porque ella estaba haciendo algo por su salud mientras que él no, lo que provocó crítica constante. La lección en este caso fue comprender que siempre que alguien decida cambiar su vida, SIEMPRE será objeto de crítica y burla por parte de su círculo cercano y la mejor forma de lidiar con ello es involucrar a ese círculo en el proceso de educación, en relación a los cambios realizados, para evitar ese tipo de ataques.

Una de las lecciones positivas ha sido que siempre la buena nutrición triunfará sobre los ejercicios, es decir, una persona puede estar haciendo ejercicio y comer mal y posiblemente se verá y sentirá mal, pero una persona puede estar comiendo bien y no haciendo ejercicios por alguna razón y muy posiblemente se verá y sentirá bien. Esto nos motivó a involucrar de lleno a todos nuestros clientes en la educación hacia una adecuada alimentación.

Balance Natural se originó como un servicio de “Asesoría en Ejercicio”, razón por la cual los clientes que más se identificaban con el servicio eran precisamente personas con objetivos de perder peso o aumentar masa muscular. Con el pasar de los años, fuimos agregando una filosofía que tomaba en cuenta más factores aparte del ejercicio a la hora de asistir a nuestros clientes, lo que provocó que el tipo de cliente asistido variara más hacia problemas crónicos degenerativos que no habían podido ser resueltos con la visión tradicional de ejercicio y nutrición, tales como fatiga, infertilidad, enfermedad celiaca, diabetes, obesidad, dolores crónicos e inclusive cáncer, y por supuesto, clientes con objetivos como aumentar masa muscular y bajar peso también, solo que ahora convencidos de un acercamiento más allá que solamente ejercicio y nutrición para poder lograr sus metas.

Chek Costa Rica